Noche de charanga PDF Imprimir E-Mail

Este fin de semana pasado la juventud cantalejana y otros aficionados a la charanga no tan jóvenes vivieron una auténtica maratón de ritmo y diversión durante la madrugada del sábado al domingo gracias a la actuación de los siete grupos de música que participaron en esta primera concentración de charangas que se celebra en la ciudad promovida por un grupo de seis locales de ocio.

Como ya se adelantó, la fría noche cantalejana estuvo amenizada por “Los fitis”, de Urueñas, “El Abuelo”, de Peñafiel, “Jarra y Pedal”, “La chicuelina” y Malangosto”, de Segovia capital, “Tocoyó”, de Sepúlveda, y “La más sonada”, de Cantalejo.

El acontecimiento comenzó alrededor de las 12:50 de la madrugada y se prolongó a un ritmo frenético hasta las 5:00 del domingo. Durante esas horas las siete charangas amenizaron durante media hora en cada uno de los seis locales que estuvieron a la juventud cantalejana y a otros amigos de la charanga que se unieron a la fiesta, bailando y disfrutando al son de sus ritmos y letras divertidas.

Es destacable la gran acogida de este acontecimiento en la ciudad por parte de la juventud principalmente. Los conocidos locales de ocio dónde actuaron los grupos estaban llenos de público, que bien bailaban al son de los ritmos y canciones que tocaban las charangas o bien disfrutaban viéndoles actuar. Y cuando cada grupo terminaba su actuación pasada la media hora convenida, éstos se marchaban con sus instrumentos al siguiente local dónde habrían de continuar su repertorio, sin parar de tocar por la calle, recordando así aquellos días de verano que ya se fueron.

Cabe destacar que la formación más jóven es “Tocoyó” de Sepúlveda, que lleva sólo dos meses funcionando, aunque ya han actuado ocho veces; en Madrid, Sepúlveda, Grajera y Guadalajara. Y ahora toca Cantalejo. Está compuesta por 15 chicos y chicas jóvenes, y tocan “un poco de todo”, incluyendo música de Pamplona, ritmos tropicales, bandas sonoras...

Por el contrario, “El abuelo”, de Peñafiel lleva como formación 14 años y se han recorrido toda España, desde Santander hasta Cáceres. Está formada por diez personas adultas: cuatro trompetas, dos trombones, dos saxofones, caja y bombo. Jose, uno de sus responsables comenta que el grupo “no suele tocar en concentraciones, pues lo más importante es la música en sí”.

La charanga “La más sonada” es sin embargo la más joven en cuanto a la edad de sus miembros. Ellos son de Cantalejo y sus alrededores, y llevan un año en activo. Todos son chicos de 15 años, excepto uno que ya ha cumlido los 16. Ya han participado en fiestas y procesiones, y se muestran muy felices de participar en esta convocatoria.

“Los fitis”, de Urueñas, llevan ya cuatro años como formación, y como bromea uno de sus miembros, “Venimos aquí a que la gente se divierta y a hacernos famosos"

 

El Adelantado de Segovia, 19 de Noviembre de 2008

 
< Anterior   Siguiente >